BENVINGUTS!

En aquesta nova iniciativa de Còsmik, mantindrem un fil de comunicació continuada amb els nostres clients.

El blog s'actualitzarà com a mínim d'un cop per setmana, i si hi ha alguna efemèride important, amb més freqüència.
Usarem tant el català com el castellà en les nostres entrades.

Suggeriments, comentaris, dubtes a: lastronomadeguardia@gmail.com

diumenge, 4 de setembre de 2011

A mi me daban dos

Si ya fue una sorpresa cuando nos confirmaron que en el centro de cada galaxia vivía un masivo agujero negro, que ahora se descubra que en el centro de NGC 3393 no hay un agujero negro, sino dos, ya es para dejarnos sin habla.

Pero no sin escritura, de manera que lo comentamos. Gracias a observaciones realizadas con la cámara ACIS-S del observatorio espacial Chandra, G. Fabbiano, Junfeng Wang, M. Elvis, G. Risaliti han determinado (ver su artículo publcado en Nature) que la mencionada galaxia espiral aloja dos núcleos galácticos activos, dos superagujeros negros de fuerte emisión debida a la acreción masiva de materia circundante.

Esta observación permite asumir que, aplicando el actual modelo de evolución galáctica, NGC 3393 es el resultado de la unión de dos galaxias independientes, aportando cada una de ellas su propia dote a la boda en forma de agujero negro.

Recordemos que el choque entre galaxias no es nada nuevo, y que su interacción mútua (debido a los enormes espacio vacíos entre sus estrellas, las galáxias no “chocan”, sino que se “funden”) está bien simulada con modelos por ordenador. Sin embargo, la novedad aportada por NGC 3393 es que se trata de una galaxia vecina a nosotros (160 millones de años-luz) y con sus núcleos activos muy cercanos (apenas 500 millones de años-luz), lo que indica que se hallan en pleno proceso de fusión. La perspectiva es dar lugar a un superagujero negro supermasivo, con un horizonte de sucesos muy ampliado. Todo un bombón para los cosmólogos y otros forofos del relativismo espacio-temporal!.

Xavier