BENVINGUTS!

En aquesta nova iniciativa de Còsmik, mantindrem un fil de comunicació continuada amb els nostres clients.

El blog s'actualitzarà com a mínim d'un cop per setmana, i si hi ha alguna efemèride important, amb més freqüència.
Usarem tant el català com el castellà en les nostres entrades.

Suggeriments, comentaris, dubtes a: lastronomadeguardia@gmail.com

dimecres, 26 de setembre de 2012

¡Cometa a la vista!

¿Podremos, al fin, llevar a nuestras ansiosas órbitas (oculares) un cometa decente? Pues parece que está de camino… ¡y la cosa promete!

Bautizado C/2012 S1 (ISON), nuestro protagonista actualmente está algo más allá de la órbita joviana, pero se espera que arribe a la influencia solar a finales de 2013. Si, en el trayecto, consigue permanecer más o menos intacto, en esa época podría resultar tan brillante ¡como la Luna llena!

El cometa fue descubierto por un equipo de astrónomos rusos del International Scientific Optical Network (ISON). Con una magnitud de apenas +18, actualmente el cometa queda fuera de la capacidad de caza de los telescopios de aficionado. Pero ya se han calculado sus características orbitales, y muestran que el cometa se acercará emocionantemente cerca del Sol (apenas 2 millones de km) el 28 de noviembre de 2013. Desde mediados de ese mes hasta enero de 2014, la luminosidad del cometa alcanzará magnitudes negativas, quizá valores de -11 a -16, lo cual haría de él (¡albricias!) un cometa ¡visible de día!

Debido a que desconocemos su composición exacta, el comportamiento de cada cometa es impredecible. De modo que nadie sabe con certeza, de antemano, lo brillante que pueda resultar un cometa, o si sobrevivirá a su acercamiento al Sol. Sin embargo, son noticias prometedoras. Y este cometa, al contrario que muchos de los más recientes, será visible para nosotros aquí, en el hemisferio norte.

Pero que no se entristezcan en el sur: los observadores australes tendrán su propia oportunidad cometaria incluso más pronto que nosotros. El cometa Pan-STARRS se espera que resulte visible, ya sin ayudas ópticas, en marzo, y llegará a los 45 millones de km del Sol el 9 de ese mes (por supuesto, del año 2013).

De manera que ten a punto tus prismáticos, telescopios y cámaras, que el año próximo puede ser un buen año cometario, quizá el mejor desde 1996, cuando los ya famosos cometas Hyakutake y Hale-Bopp adornaron nuestros cielos… (¡crucemos los dedos!)