BENVINGUTS!

En aquesta nova iniciativa de Còsmik, mantindrem un fil de comunicació continuada amb els nostres clients.

El blog s'actualitzarà com a mínim d'un cop per setmana, i si hi ha alguna efemèride important, amb més freqüència.
Usarem tant el català com el castellà en les nostres entrades.

Suggeriments, comentaris, dubtes a: lastronomadeguardia@gmail.com

dimecres, 12 de maig de 2010

El cielo del mes - Mayo 2010
Este mes, los observadores del hemisferio norte tenemos pocas estrellas brillantes con que distraernos, pero podemos identificar con facilidad varias constelaciones importantes. La Osa Mayor (que incluye el Carro) está casi sobre nuestras cabezas hacia las 21. Alargando el arco trazado por el timón del Carro se llega a la brillante estrella rojiza Arcturus, y luego hasta la blanca Spica, en la constelación de Virgo.

Elementos de cielo profundo
Incluso un observador casual puede disfrutar de las maravillas de la constelación del Cuervo (Corvus). Justo al norte de la Hidra, Corvus se distingue fácilmente por su forma cuadrilateral, con las estrellas “cabalgando” sobre el lomo de la hidra.
El observador paciente podrá encontrar decenas de galaxias en esta zona del cielo. Con un telescopio pequeño ya puede apreciarse M104, la Galaxia del Sombrero, justo sobre la frontera Corvus-Virgo. La preciosa galaxia espiral se ve como un difuminado óvalo luminoso. Un telescopio de 62 o mayor revelará la línea central de polvo oscuro. Y con el telescopio espacial Hubble se ve un precioso disco de estrellas y polvo con un inusualmente brillante núcleo galáctico.
Una vez observada M104, intenta identificar el asterismo conocido como “tiburón” (jaws), a medio grado al oeste. Este grupo de estrellas se parece a un tiburón estelar que intenta comerse a la gran galaxia. Las estrellas más brillantes del asterismo forman la boca, mientras que las más débiles forman un largo arco hacia el norte, el cuerpo del tiburón. Puedes ver tanto la galaxia como El Tiburón con un ocular de campo amplio en el telescopio.

La Luna

Cuarto Menguante: 6 de mayo, 5:15 UT
Luna Nueva: 14 de mayo, 2:05 UT
Cuarto Creciente: 21 de mayo, 0:43 UT
Luna Llena: 28 de mayo, 0:07 UT

Los Planetas

Mercurio. El espectáculo que ofreció el mes pasado con Venus, ha finalizado. El veloz planeta se ha sumergido en la luz solar y apenas apuntará sobre el horizonte la media hora anterior al ocaso a finales de mayo. Los observadores deben tener cuidado con el Sol

Venus
. El más lento Venus brilla a una casi cegadora magnitud de -3,9 en el cielo oeste-noroeste del ocaso durante la mayor parte del mes. Es más brillante que cualquier otra cosa del cielo, excepto la Luna. El planeta cruza por las Híades, el grupo de estrellas que marca la cabeza en forma de V de Tauro. La estrella doble tau Tauri está justo a 1/2 grado al oeste de Venus el 4 de mayo. Y el 15, el planeta pasará entre las estrellas que marcan las puntas de los cuernos de Tauro.

Marte
. Brillando discretamente durante el ocaso, Marte sigue alejándose y se presenta como un diminuto disco si los miras con un telescopio pequeño. El casquete polar septentrional es ya casi invisible, pues el 12 de mayo empieza el verano marciano en su hemisferio norte.

Júpiter
. A finales de mes se alzará alrededor de las 3 de la madrugada. El gigante ofrecerá un buen espectáculo en junio y julio, cuando estará bien alto en el cielo durante las mejores horas de observación.

Saturno
. Las buenas noticias son que Saturno permanece alto en el cielo, fácil de detectar entre las brillantes estrellas Regulus y Spica. Las malas noticias son que es casi tan débil como puede ser… con una magnitud de alrededor de +1,0. Los anillos están apenas a 1,7 grados de verse de canto y se ven como una línea brillante que atraviesa el disco del planeta. Unos buenos prismáticos permiten discernir a Titán, la gran luna crónida, a un lado del gigante anillado. Puedes seguir el movimiento de Titán noche a noche.

Urano está apenas a 1 grado de Júpiter a finales de mes, y jugará al gato y el ratón con el gran planetea todo el verano, cuando ambos estén bien situados para la observación con telescopio.

Neptuno
también se alza al amanecer en la frontera entre Capricornio y Acuario. Como en el caso de Júpiter y Urano, el planeta se verá mejor en julio y agosto.

Eventos celestes

La lluvia de meteoroides de eta Aquarida tendrá su máximo hacia el 6 de mayo, cuando la Tierra cruce por la cola del cometa Halley, aunque no es una lluvia particularmente espectacular.
Para observadores no habituales, la Luna y Venus formarán un bonito encuentro durante el ocaso del 15 de mayo.
El deslumbrante Venus aparecerá justo encima del hermoso cúmulo estelar M35 durante el ocaso del 21 de mayo. Necesitarás unos prismáticos o un telescopio en baja magnificación para observar a la pareja.
La Luna llena aparecerá al sur-sudoeste de la brillante Antares la noche del 27 de mayo.