BENVINGUTS!

En aquesta nova iniciativa de Còsmik, mantindrem un fil de comunicació continuada amb els nostres clients.

El blog s'actualitzarà com a mínim d'un cop per setmana, i si hi ha alguna efemèride important, amb més freqüència.
Usarem tant el català com el castellà en les nostres entrades.

Suggeriments, comentaris, dubtes a: lastronomadeguardia@gmail.com

dissabte, 20 de novembre de 2010

¿Navaja suiza? ¡¡Romana!!

Una navaja multiusos de 1.800 años de edad

Desde los tiempos de Monty Python (La vida de Brian, 1979) nos hemos estado preguntando qué hicieron los romanos por nosotros. Puede que tipos resentidos y desagradecidos renieguen de las carreteras, los puentes, los acueductos, los baños, la calefacción central, el vidrio, los molinos industriales, la literatura, el teatro, la gastronomía, el alcantarillado, el código de justicia, el idioma, el vino, el aceite y tantas otras cosas que los laboriosos latinos popularizaron en nuestra tierra. Sin embargo, ni el más adusto crítico de la latinidad podrá renunciar a uno de los más perdurables logros del ingenio romano: ¡la navaja multiusos!.

En algún momento entre los años 201 y 300, un espabilado romano (probablemente de la familia de los MacGyverus) inventó la navaja multiusos. Y no precisamente algo remotamente parecido a las nuestras, sino que la navaja de MacGyverus resulta inquietántemente parecida a las actuales navajas del ejército suizo, y podéis admirarla en la colección del Fitzwilliam Museum en Cambridge, Inglaterra.

La versión romana de la navaja suiza también dispone de un montón de accesorios desplegables, apilados en su interior: un cuchillo, una púa, una ganzúa, un tenedor y una espátula. Pero encima, y al contrario que su equivalente moderno, la Navaja del Ejército Romano lleva una útil cuchara en un extremo, así que es probable que el artefacto de hierro y plata, desenterrado en algún país mediterráneo, fuese empleado para comer.

Son cosas de los romanos que no dejan de asombrar. Vale, nos invadieron y ocuparon, pero trajeron con ellos la forma de vida moderna, que echaríamos bastante de menos si nos faltase. Cuando la romanidad desapareció, volvimos al oscurantismo, la barbarie y la xenofobia. Y en parte seguimos igual.

Bueno, por lo menos tenemos alcantarillas y navajas plegables...

Podéis ver fotos en:
http://www.fitzmuseum.cam.ac.uk/opac/search/cataloguedetail.html?_function_=xslt&_limit_=10&priref=70534

Xavier

diumenge, 14 de novembre de 2010

¿La Wii? ¡Cosa de neandertales!

A los ávidos consumidores de tecnología punta ya les pueden empezar a sudar las manos: lo que parecía ser “lo más” en el mundo del videojuego, la Wii, pronto parecerá más primitivo que un garrote de madera de balsa.

En efecto, amigos: el mercado de los videojuegos se ha convertido en una industria de tal potencia económica que las empresas de alta tecnología implementan en ella sus logros más espectaculares. Veamos dos ejemplos.

Waterloo Labs, un equipo de ingenieros de National Instruments (NI), ha combinado su software  con los conversores de datos aislados eléctricamente de Analog Devices (ADI), consiguiendo la aparición de los diseños de prueba de EyeMario. Con este juego, los videojugadores podrán usar sus ojos para controlar las consolas Nintendo. La idea es que, además de jugar, EyeMario pueda adaptarse para el tratamiento de la ambliopía (“ojo gandul”) o como interface para personas que hayan perdido el uso de las manos.

La técnica funciona aprovechando que el globo ocular está polarizado como una pila, con el terminal negativo en el fondo del ojo, donde está el nervio óptico. Situando electrodos adhesivos alrededor del ojo, se vigila esta polaridad eléctrica mientras gira siguiendo los movimientos del ojo, de manera que pueden identificarse los objetos de la pantalla hacia los que se está dirigiendo la mirada. Los probadores de Waterloo Labs han podido controlar la dirección y las acciones de SuperMario en la pantalla de los juegos de Nintendo prescindiendo completamente de las manos.

Para monitorizar de forma segura la delicada polaridad del dipolo ocular—sin arriesgar la integridad del usuario— NI (Austin, Texas) tuvo que usar la tecnología de alto aislamiento iCoupler de ADI, que convierte la señal analógica de entrada en una cadena digital de datos de 1 bit. Incluso un cortocircuito en la placa impresa no afectaría al usuario, porque el iCoupler usa transformadores on-chip que aislan las entradas del sensor.

El prototipo de EyeMario usa el amplificador de instrumentación de precisión AD8221 para llevar la señal desde el ojo del usuario hasta el conversor analógico-digital AD7401, situado en una placa auxiliar. El software de NI en valora entonces la orientación del ojo, tal como se mueve, y traduce esa información en señales reconocibles por la consola Nintendo y... ¡voilà!

¿Impresionados? Pues eso no es nada. Echemos un ojo a lo que hace la competencia.

Emotiv, una empresa especializada en control electrónico desde el cerebro, está usando transductores de 2,4 GHz de Nordic Semiconductor en su plataforma EPOC Neuroheadset, con la cual Emotiv desea entrar en la industria de los videojuegos de gran consumo.

El casco EPOC es, esencialmente, un dispositivo de adquisición de ondas cerebrales (EEG) en tiempo real, optimizado para uso en el hogar y que emplea 14 sensores no invasivos para medir las señales de las ondas cerebrales producidas cuando el usuario simplemente 'piensa' en alguna de las 13 acciones aplicables al juego: izquierda/derecha, arriba/abajo, levantar/soltar, girar en seis orientaciones y desvanecerse (esto significa, por ejemplo, que si el usuario piensa 'empujar', un objeto del juego se alejará de él, y si piensa 'tirar', se le acercará).

Pero el casco – que incorpora además un giroscopio para detectar movimiento – es más que un simple joystick gobernado con el cerebro: también puede detetar expresiones faciales e incluso estados emocionales (ira, calma, tensión, frustración, animación...) de forma que puede “saber” las sensaciones y las respuestas del jugador. Eso implica que los personajes o los juegos en pantalla pueden diseñarse para que respondan “empáticamente”.

En funcionamiento, el casco EPOC no requiere de entrenamiento ni de otro equipamiento (como sería el uso de un gel conductor) para usarse, sino una sencilla guía de funcionamiento que se muestra en pantalla (y que puede diseñarse como parte del juego) para asegurar que los 14 sensores (situados en elementos autoajustables) estén correctamente posicionados y hagan contacto eléctrico adecuado con la cabeza del usuario. El casco EPOC funciona también a través del cabello humano.

Cada sensor del EPOC toma 128 muestras de 16 bits, por segundo, de las fluctuaciones eléctricas resultantes de la actividad química de miles de millones de neuronas activas en el cerebro, medidas en micro-voltios. Los datos se transmiten entonces, usando un transmisor de 2,4GHz de Nordic, a un receptor gemelo situado en una pastilla USB wireless conectada en el puerto USB de un ordenador. Las características operacionales de ultra baja potencia de los transmisores de Nordic permiten que la batería recargable de polímero de litio del EPOC funcione durante 14 horas de forma continua entre cargas (suficiente para satisfacer incluso a los videojugadores más acérrimos).

Con este nuevo interface, los jugadores podrán interactuar con sus contendientes del mundo virtual simplemente pensándolo, relacionándose con ellos de formas completamente nuevas, que incluirán precisas respuestas emocionales procedentes de personajes virtuales.

"Pero incluso esto puede ser simplemente la punta del iceberg", añade Tan Le, co-fundador y presidente de Emotiv. "Creo que nuestra tecnología de control desde el cerebro ha iniciado un camino en el que un día, los jugadores no necesitarán un dispositivo de entrada, como un joystick o  un gamepad para jugar, sino que interactuarán directamente con el mundo virtual del juego usando simplemente el pensamiento. Y aunque el objetivo inicial de nuestro producto es la industria del videojuego de consumo, el potencial de transformar el modo de interactuar con todas las máquinas en un futuro, es inmenso".

¿A que mola?

Xavier

dijous, 11 de novembre de 2010

¡No te compres un eBook! (aún)

¿Sigues resistiéndote a los embriagadores cantos de sirena de los preciosos eBooks?
¡Pues tienes premio! La empresa E-Ink Corp. acaba de  presentar los prototipos de sus esperados displays tipo ePaper… ¡a color!. El Trition Imaging Film podrá ser utilizado por fabricantes de eBooks, eReaders y de otras aplicaciones que usan ePaper, como en señalización en color.

Igual que el ePaper monocromo, el nuevo Trition usa luz reflejada para permitir una lectura fácil en las mismas condiciones en que lo sería un papel normal, por ejemplo, bajo luz solar. El nuevo display sigue la tradición de consumos ultra-reducidos, gastando energía únicamente cuando se pasa página.

El Trition consigue la aparición de color añadiendo sub-pixels que cuentan con filtros de color sobre ellos, proporcionando 16 niveles por sub-pixel que, juntos, permiten ofrecer miles de colores. E-Ink afirma que la respuesta del nuevo display es un 20% más rápida que la de su anterior lámina monocromática, lo que le permitirá mostrar animaciones sencillas, aunque no video.

De modo que vale la pena resistirse un poco más a las tentadoras musas de los avances tecnológicos y caer en brazos del eBook cuando se convierta en un dispositivo prácticamente multimédia… ¡que todo llegará!

Más info en: www.electronics-eetimes.com/en/e-ink-unveils-color-epaper.html?cmp_id=7&news_id=222904557&vID=475#


Xavier

dimarts, 2 de novembre de 2010

El cielo del mes - Noviembre

Tras un octubre bastante pobre en estrellas vistosas (aunque salvado por un Júpiter impresionante, y la "caza" del cometa Hartley), los observadores del hemisferio norte celebramos la aparición del gigante Orión a un horario bastante asequible, pues se alza antes de medianoche.

Y además en noviembre hay dos lluvias de estrellas. A los observadores para quienes el frío no constituya un problema, recordarles que este mes tenemos las Táuridas a mediados de mes. Aunque no suele ser una lluvia torrencial, con apenas 5 o 6 meteoros a la hora, si que son muy brillantes y espectaculares. Si por casualidad este mes observas un brillante meteoro, intenta trazar su origen y seguramente verás que procede de la zona dominada por las Pléyades y las Híades, o sea, de los dominios de Tauro.
La otra lluvia del mes, las Leónidas, culmina el 17 de noviembre. Se trata de una lluvia muy breve, conocida por generar repentinas "tormentas" meteóricas. Sin embargo, últimamente han resultado bastante pobres. Se apreciarán unos 25-50 meteoros por hora, bastante discretos.

Los planetas
Mercurio queda muy bajo en el sudoeste, apenas a 5-6 grados por encima del horizonte tras el ocaso.  Es bastante brillante, pero difícil de cazar sin prismáticos.

Venus se pierde sumergido en la luz solar, pero a partir de mediados de mes irá elevándose desde el resplandor del Sol. A fines de mes, nuestro planeta hermano quedará mucho más alto, a unos 15 grados sobre el horizonte al amanecer, brillando con magnificencia. Venus quedará cerca de la brillante estrella blanca Spica, de Saturno y del creciente lunar justo antes del amanecer del 30 de noviembre, formando una fotogénica postal astronómica.

Júpiter sigue sin necesitar mucho esfuerzo observacional. Es el objeto más brillante del cielo tras el Sol y la Luna (Venus sale por la mañana). El gran planeta bordea Piscis y Acuario, y a finales de mes ya reducirá apreciablemente su tamaño. Pero sigue ofreciendo mucho detalle con telescopios pequeños.

Urano queda a unos 3,5 grados al nordeste de Júpiter. Con magnitud 6, es visible con prismáticos, aunque siga pareciendo una estrella. Un telescopio pequeño, con unos x100, revelará el disco planetario. 

Neptuno estará a unos 30 grados al oeste de Urano, en Capricornio. Con magnitud 8, sigue siendo visible, aunque difícil resolver su disco.

La Luna
Luna nueva: día 6 a las 04:52 UT
Cuarto creciente: día 13 a las 16:39 UT
Luna llena: día 21 a las 17:27 UT
Cuarto menguante: día 28 a las 20:36 UT
Puedes convertir el UT a tu hora local en http://www.greenwichmeantime.com/







Saludos y cielos despejados



Xavier